Préstamo por mi auto

¡La solución financiera estaba en mi garaje! Te invito a conocer la historia del préstamo por mi auto

 

Hola, soy Carlos Briones y a continuación les voy a platicar mi historia con AutoDinero y cómo es que he logrado inyectarle capital a mi negocio en varias ocasiones gracias al préstamo por mi auto.

De inicio les platico que soy artista, me dedico a la escultura y este ha sido mi negocio por muchos años. Vivo en la Ciudad de México y por azares del destino hay una sucursal de AutoDinero muy cerca de mi casa; la descubrí un día que caminaba por la calle y precisamente en mi cabeza rondaban ideas de cómo conseguir dinero para echar a andar un nuevo proyecto artístico.

Mucha gente le dice empeño de auto y en esa percepción habita un sentimiento de rechazo o un prejuicio porque piensan que se arriesga el patrimonio o incluso porque creen que es un recurso un tanto desesperado; sin embargo, ¿quién no ha necesitado un impulso para arrancar un negocio o salir de un bache? A veces hay opciones de pedir dinero a la familia o amigos, o incluso al banco, pero sobre todo la última opción es como tapar un hoyo y abrir otros tantos.

Yo no le digo empeño de auto, yo lo veo como una garantía, es decir, me van a prestar dinero y yo les dejo mi coche, y en cuanto me recupere les doy el dinero y no se arriesgó nada. Si se tiene un proyecto aterrizado y hay un plan de negocio definido, incluso tienes un estimado del tiempo en el que te vas a recuperar y con tu auto como garantía resuelves la necesidad de liquidez.

Cotiza un préstamo por auto

Estas a un paso de recibir el dinero que necesitas. Déjanos tus datos.

    La solución estaba más cerca de lo que creía

    Cada historia es diferente y entran en juego muchos factores para tomar la decisión de dejar en garantía tu auto, entre ellas, el monto que necesites y la urgencia con la que lo requieras.

    Todas las alternativas para obtener efectivo tiene ventajas y desventajas, por ejemplo, el préstamo bancario lleva un tiempo para que sea aprobado, por tanto, si tu necesidad es inmediata no es la mejor opción. En el mismo sentido, corres el riesgo de no ser sujeto de crédito, el historial influye directamente y puede ser la razón definitiva para que sea aprobado o no. Asimismo, hay que analizar las finanzas con detenimiento y partir de escenarios reales de egresos e ingresos para saber si seremos capaces de pagar el crédito.

    Por otra parte, puedes echar mano de tus bienes y venderlos, aunque la experiencia dice que si estás en un apuro terminarás por malbaratarlos; además, si se piensa en un bien inmueble tampoco es que se venda de inmediato y cuentes con el efectivo de un día para otro.

    En mi caso, valoré distintas opciones, pero por fortuna yo tenía una ventaja: no necesitaba el dinero por una urgencia, es decir, no había una cuestión médica u hospitalización que tuviera que pagar o una deuda asfixiante que quisiera resolver, más bien lo que yo necesitaba era capital para iniciar mi nuevo proyecto artístico. Por eso es por lo que ahora puedo decir que mi solución financiera estaba estacionada en el garaje y, curiosamente, la empresa con la que obtendría el préstamo por mi auto se encontraba a tan sólo unas cuadras de distancia.

      préstamo por mi auto

      Aquella tarde los conocí y cerré el trato del préstamo por mi auto

      Una tarde caminaba de regreso a casa y sobre Avenida Monterrey, a la altura de la colonia Piedad Narvarte, en la alcaldía Benito Juárez, vi la sucursal de AutoDinero. Días antes, había pensado en la manera de financiar un nuevo proyecto, como les dije al inicio, soy escultor y la inversión inicial para la ejecución de mis obras la pongo yo, por tanto, en ocasiones he requerido un apoyo económico.

      Durante esa caminata vi el anuncio de AutoDinero y sin pensarlo me acerqué. Me atendió el gerente, con quien platiqué varios minutos y la explicación fue detallada. Lo más importante es que me generó confianza porque el trato fue como de amigos y no de negocio, en ningún momento sentí que estábamos haciendo una transacción a pesar de que ambos teníamos claro el objetivo. Ahí me di cuenta de que yo tenía la solución financiera en casa, era mi FIAT Palio 2004, el cual, además de transportarme, sería la garantía para obtener el financiamiento que necesitaba. 

      La confianza es clave y no quedarse con dudas

      Esa misma tarde cerramos el trato. Me explicaron que según la marca, modelo y condiciones mecánicas de mi auto el préstamo podía ir de $10,000.00 hasta $400,000.00 MXN y además existían dos modalidades. Me platicaron de la opción GPS, que consiste en que los ejecutivos de AutoDinero instalan un dispositivo de localización en el vehículo y esto me permitiría obtener el préstamo y seguir manejando mi auto. La segunda es Resguardo, y en esta modalidad ellos se quedan con el coche en pensión y al liquidar el préstamo lo devuelven intacto.

      Una característica del Resguardo y que a la postre fue la razón por la que la elegí, es que a cambio de dejar el auto en garantía, el monto del préstamo se eleva. Aquí conviene valorar el uso que se le da al vehículo en la vida cotidiana, en otro momento quizá habría optado por el GPS, sin embargo con el afán de iniciar mi proyecto a la brevedad y contar con un financiamiento más grande, decidí dejar mi auto en garantía.

      Como información adicional para los que lean esta historia y estén considerando un préstamo sobre su auto, es que en la modalidad GPS se debe contar con todos los documentos del vehículo, es decir, factura original, tarjeta de circulación vigente, comprobante de las últimas cinco tenencias, comprobante de verificación, y en caso de refactura es necesario presentar un historial de factura. En cuanto a la documentación personal, se requiere un buen estatus en buró de crédito y tener comprobante de ingresos.

      Por otro lado, en la modalidad Resguardo se puede conseguir el préstamo aunque no se cuente con toda la documentación. Asimismo, el estatus en buró de crédito y los comprobantes de ingresos influyen en el monto, pero el financiamiento se lleva a cabo.

      Mientras estuve en la sucursal me informaron que debía llenar y firmar una solicitud de crédito y un documento en el que consentía la revisión de mi estatus en buró de crédito. También me dijeron que los ejecutivos harían una visita domiciliaria para tomar fotografías del vehículo y enviarlas al área correspondiente. La charla desde que me presenté con el gerente fue larga, sin embargo el proceso en el que hicimos los trámites duró apenas 30 minutos.

      Cotiza un préstamo por auto

      Estas a un paso de recibir el dinero que necesitas. Déjanos tus datos.

        Solicitar un préstamo por mi auto fue la mejor decisión

        Si hubo algo que me gustó ese día fue la claridad con la que me explicaron todo el proceso y la amabilidad con la que me trataron, tanto que a los pocos minutos ya hablábamos como viejos conocidos. En mi caso acudí a la sucursal porque la encontré en mi camino, pero el primer contacto se puede hacer en línea a través de la página de internet, vía telefónica o a través del WhatsApp, es decir, existen por lo menos cuatro maneras de acercarse a AutoDinero.

        La decisión de solicitar un préstamo por un auto y dejarlo en garantía ha sido la mejor manera de inyectar capital a mi negocio y se puede hacer las veces que se necesite, ya que se pueden solicitar renovaciones o incluso un segundo préstamo por otro vehículo. Ya sea que lo definas como empeñar el auto o dejar el coche en garantía, aquí no se arriesga nada, es como si vas con un amigo, le explicas tu situación y le preguntas ¿me puedes echar la mano?

        Ha sido un gusto contarles mi historia, les deseo buena suerte y que realicen todos sus proyectos.